¿Alguna vez han odiado esa clase de clichés en las películas en las que el protagonista de la historia se pregunta en qué momento su vida empezó a destruirse por completo? Y piensas... "aquí viene el sermón digno de libro de superación personal del siglo". Ves cómo el protagonista sortea una serie de obstáculos, sufrimiento, agonías, penas y fracasos hasta que un buen día por obra de un milagro(!) el sol sale en su horizonte y todo cambia por completo. Respiremos y seamos felices, la vida es hermosa...

Escribo esto mientras mi cabeza se siente como si una bomba gigantesca estuviera dentro de ella y sólo falta un par de segundos para que explote. Así pues si este post no tiene ningún sentido de un párrafo al siguiente, o de una oración a la siguiente usted querido lector anónimo disculpara.

Si me centrara, por más de cinco minutos en "el problema" que aqueja mi existencia y vida, no exagero cuando digo que podría pasarmela el resto de las 24 horas del día llorando sin consuelo. Tendría que tomar galones de agua para sustentar mis cantidades absurdas de llanto.

La cuestión es que no se, hay cosas que de verdad cuando se presentan en tu vida te encantaría que cuando le preguntaras al universo ¿por qué? lograra responderte. Pero somos humanos después de todo, y existe una enorme posibilidad de que incluso existiendo la respuesta más honesta a esa pregunta, nosotros nunca terminemos conformes con ella.

¿No odian cuando tienen que pensar cosas como: "pero si todo estaba bien", "debia de ser otra cosa"? Mi vida se supone que tendría que ser diferente.

Y el mi vida implica por ende la vida de las personas que te rodean. Tu familia núcleo. Te pones a pensar en todos como si fueran tus muñequitos de la infacia en los que decidías o visualizabas "fulanito tendría que estar haciendo esto y meganito aquello...". La vida de la casita y el hogar feliz. Vamos, no con la sonrisa perpetua de una Barbie en el rostro, pero una vida amena, ¿acaso no es lo que buscamos la mayoría de las personas?

¿Qué es lo que puede romper por completo tu sueño de la casita feliz? Algun suceso clave. O la salud, o el dinero... o ambos.

A mi padre le diagnosticarón ELA. Esclerosis Lateral Amiotrófica.

No sé por qué. No sé cómo. Sólo sé que desde ese día si pudiera me la viviría llorando hora tras hora.

La cosa es que como en todo buen y gran problema de la vida, nada se soluciona a base de lágrimas. Si me dijeran que si me la viviera llorando desde hoy hasta el fin de mi existencia mortal mi padre se curaría, lo haría. Si me dijeran que dejando de comer un mes completo mi padre se levantaría de la camilla del hospital donde se ecuentra postrado, lo haría. En resumen: si me dijeran que hay una cura, por más absurda que ésta suene y que me involucrará a mi en ella, yo lo haría.

Pero no la hay.

Mi padre, la persona más trabajadora que conozco. Una de las personas más activas, se encuentra en una cama imposibilitado de sus movimientos. Siendo completamente dependiente de los demás. La mayoría del tiempo triste, y hablándole a Dios... preguntándole ¿por qué?

¿Por qué?

Intento ver y cuidar de él todos los días con la mente lo más en blanco posible. Viendo las cosas como si fuera todo muy normal, el hospital, las enfermeras, los doctores... las medicinas, los cuidados. Esto es normal ¿no? Cualquiera vive en un hospital.

Y entonces por las noches cuando vuelvo a casa, ya que mi mamá me releva para quedarse con él en las noches puedo abrir la puerta, entrar, encender la luz y por fin derrumbarme. Observando todo a mi alrededor con la imposibilidad de no ver algo que me recuerde la vida cuando él podía moverse, cuando él no estaba de la forma en la que se encuentra ahora. Sintiéndome completamente tonta cuando recuerdo los múltiples momentos en los que me sentí triste por que "oh, mi situación apesta..." ¿de verdad? Querida mía del pasado, permíteme contarte una realmente terrorífica historia del futuro...

Es notar como parte de ti día tras día se desgasta, duele... se muere. Es esa lenta agonía en la que no puedes dejar de torturarte mentalmente sabiendo que no puedes hacer nada para que sea mejor, el peor sentimiento de impotencia de la vida.

Odio cuando las personas me pregunta ¿Cómo estás? y por inercia tengo que responder que bien. ¿Saben por qué de la inercia? ¿Por qué mentir diciendo que estás bien? Porque aunque se dijera la verdad esa persona tampoco podria hacer nada para hacerme setir mejor. La respuesta real al ¿cómo estás? sería: me siento triste, no sé que rayos hacer con todo esto que tengo encima, odio ver a mi papá así todos los días, me quiero matar, no puedo con esto. Me siento de la chingada, tal cual.

No se soluciona nada, pero uno sólo quiere seguir llorando. No me agrada tampoco llorar con las personas, siento que tampoco tiene sentido ni caso hacerlo...

Ver a una persona que quieres tanto y que significa tanto en tu vida como tu padre viviendo de esa forma te desgasta de una manera impresionante física, mental y emocionalmente. Primero no comprendes nada, luego dejas de querer comprender lo que sea. Te conviertes en un muro de contención, fuerte, frío, estable. Pero comprendes perfectamente que te puedes venir abajo en cualquier segundo apenas la situación rebase un poco tu límite.

Dejas de preocuparte por los límites... decides que quieres poner tus sentimientos en una jarrita, guardarla en un cajón y sacarla en una mejor temporada. No te vuelves una piedra, pero al menos ayuda a no querer cortarte realmente las muñecas todos los días.

Se te vuelve un hastío el ver a los doctores... ya no sabes cuál será la siguiete noticia poco alentadora que te van a dar. "Sigue estable, pero su enfermedad..." "es que su enfermedad..." "Por su enfermedad...". Como si tu padre fuera un perecedero y tuviera la fecha de caducidad ya pegada en un brazo.

Luego vienen los pensamientos de objetividad que la "buena sociedad" consideraría más bien dignos de la hoguera.

¿A esto se le puede llamar vida? ¿Ésta es realmente una vida que a él le gustaría vivir? Claro porque se le ve la felicidad por cada poro de la piel todos los días.

- Es que necesitan de paciencia. 

¿En qué? Le ruego al universo que ni tu ni ninguno de los tuyos caiga en una cama algún día de la que además los doctores les aseguren que jamás se van a volver a parar. No conformes con la cama, que además tus pulmones no sean lo suficientemente fuertes como para sostener tu respiración y tengan que cortarte el cuello para meterte un tubo que posteriormente conectarán a un aparato que respirará por ti. Como evidentemente no podrás ingerir alimentos sólidos gracias al tubo por el cual respiras entonces toca hacerte otra incisión en el estomago con otra manguera por la cuál se introducira el alimento... cosas de dudosa procedencia molidas con agua. Yumi!

¿A esto le tengo que tener paciencia?
¿De verdad es ésto una vida que alguien pueda disfrutar? ¿Que alguien quiera vivir?

Una vida con el conocimiento de que este será tu hoy, tu mañana y los días siguientes así hasta que por fin mueras.

Si es así entonces no, perdón pero yo no tengo paciencia.

Yo no soporto pensar en que una persona tan activa va a vivir el resto de sus días así y encima de todo los vivirá feliz por el simple hecho del cariño de su familia. Ok, el cariño de la familia, el inmenso amor lo tienes... ¿pero qué sucede conrigo mismo? Con todos esos planes, con esos anhelos. Vale, dejémos al lado las fantasías, ¿y si se me antoja una paleta? ¿y si me da comezón la espalda? ¿y si me siento muy incómodo en esta posición? ¿y si me quisiera peinar o sobar un pie porque se me durmió? Y sé que mi propio cuerpo, lo único de lo que sé al 100% fuera de las cosas materiales que es mío y absolutamete mío no me responde y jamás me volverá a responder...

No puedo.
De verdad, con todo el dolor de mi corazón, pero no puedo.
Cada que intento darle cabida a este razonamiento TAN SIMPLE de las cosas MÁS SIMPLES y cotidianas en las que ni siquiera prestamos atención de lo normales que son, mi alma esta a dos segundos del suicidio y mi cerebro se podría derretir.

Es aqui, cuando dejas de ser egoista. Cuando comprendes que tienes que ver la vida realmente de otra forma y hacer uno de los actos de amor más grandes y a la vez mas dolorosos que puedan existir: el desapego.

Pensar que esa persona a la que tanto amas, es mejor que ya no esté contigo. Y rogar, pedir, suplicarle a Dios y a cada dedidad en la que has llegado a creer en tu vida que por favor liberen de esta tortura a cámara lenta a tu familiar. Que lo hagan con amor, y con el menor de los sufrimientos teniendo en cuenta los ya existentes...

Y entonces, sucede.

Mi padre falleció el pasado 25 de noviembre, en la madrugada. Lograron revivirlo una vez... no una segunda.

Cuando supé lo que había sucedido fue exactamente después de un sueño revelador. Al verlo, al cumplirse mi enorme miedo de que no me volviera a  responder un apreton de manos, al no ver sus ojos volver a abrirse... No existen palabras adecuadas en ningún idioma para describir lo que se siente. Sin embargo, una parte de mi se sintió aliviada.

Por fin sé que estás bien.

Todos estos días anteriores a esta entrada han sido de ver una cantidad absurda de familiares que desconocía. Rezos, comproisos, más familia y más tareas como dictan ciertas tradiciones.

Yo, sigo deshecha.

Me tengo que sincerar conmigo misma y saber que sí, en efecto estoy muy triste y muy infeliz porque mi papá ya no esta comigo. ¡Era mi papá! Y se me fue. Pero eso es sólo una mínima parte. Estoy triste porque nunca hubo ninguna oportunidad, estoy triste porque nunca hubo ninguna esperanza por más pequeñita que fuera, estoy triste porque no puedo y no pude desde el principio dejar de pensar que él no merecía eso.

Nadie merece una enfermedad tan severa, tan capaz de eliminar todas tus esperanzas, tan cruel para irte despojando de tu mismo ser lentamente y en el camino irte haciendo la vida completamente imposible. No sé de otros casos, y yo evidentemente sólo puedo hablar de la experiencia de vivir con mi padre por cada uno de los pasos que siguió.

Nadie merece una enfermedad que te termina enclaustrando en una habitación de hospital, a merced de una máquina y la mayoría de las veces ni siquiera de esa máquina. Cayendo en crisis día si, día no. Con malestares todo el día, con la incapacidad de poder volver a saborear algo o de beber nada. Inmóvil, incómodo por la posición, viendo día tras día la misma pared, las mismas mangueras... tu cuerpo disminuido y con la plena conciencia de todo lo que te esta ocurriendo. Sintiéndo como te ahogas, como además de todo poco a poco la respiración va siendo poca y el oxígeno que logra llegar a tus pulmones es mínimo. Fiebre, escalofríos... luego calor, y retención de líquidos. Eras un hueso y de un día para el otro amaneces con las piernas hechas un globo...

Nadie, en serio nadie merece eso.

Por eso estoy triste. Por eso cuando lo pienso aunque sea un poco no puedo evitar mis ganas de llorar y llorar, y gritar y golpear algo o alguien, ¿a quién? o a qué le reclamas algo así. El hecho de que puedas recordar una vida "antes de" y lo demás te parezca digno de una pesadilla de la que ruegas que por piedad alguien te despierte de ella.

Intento, sigo en eso y busco la forma de darle un punto positivo a esto, de ver cuál es el propósito de que todo esto ocurriera y de esta forma. No puedo y tampoco quiero rendirme en ello porque de otra forma me quedaría con un cúmulo de nada y de sufrimiento gratuito.








¿Saben qué? He decidido que cuando llegue el 31 de diciembre oficialmente voy a olvidar que existió el 2016. Así, sin más.

Por salud metal, física, moral, social, y no intentar el suicidio como opción.

Voy a saltarme desde el 2015, tomar un par de cosas interesantes de este año... trasladarlas al 2015 también y colapsar mentalmente que este año ha existido.


Eso es todo... nos vemos hasta el 2017.
(a menos de que suceda algo...MAS TODAVÍA) 
Desde que era niña me encanta leer. Hay temporadas en las que puedo devorar un libro tras otro, y otras en las que me olvido por completo de ellos en pro de optimizar mi tiempo para otras actividades.

Yo sé que entre los círculos de personas que de verdad leen mucho y practicamente dedican su vida a ello existen frases como "es la sexta vez que leo este libro..", "de tanto leerlo ya esta super gastado..." y demás parecidos. Yo no. Es raro que yo regrese a un libro por segunda vez, y ya no digamos tercera o cuarta. Me puede encantar pero si tengo tiempo para leerlo una segunda vez quiere decir que tengo tiempo para leer... lo cual me lleva a pensar que en lugar de volver a leer el mismo libro mejor invierto ese tiempo en leer uno nuevo, ¿me explico?

Son contados los libros que yo haya leído por segunda vez...pero hay una serie de 12 libros que he leído al menos unas 4 veces y hasta unas 5 si cuento el manga completo:

La saga de Darren Shan


No tengo palabras para expresar mi amor y mi gusto cada que leo esta saga. Me encantan los personajes, me encantala narrativa, me encanta que no deje cabos sueltos. Me lleva por todas las emociones posibles. Me encanta el viaje por tantas circusntacias. Me encanta que tenga la capacidad de sorprenderme tanto. ME ENCANTA.

¿Lo malo? Que al español de forma oficial, impresa y con una editorial de por medio sólo exista hasta el libro 3.

Los 12 libros fueron traducidos por fans, y de hecho hace algunos ayeres yo misma los postee en este blog para su descarga, y hasta este año sé que los han seguido descargando de esos links que yo subi =P.

Se me vuelven una adicción, son increíblemente fáciles de leer uno tras otro y la historia no deja de ser interesante. Los que la han leído saben de qué va todo y el final es como de los mejores finales que he leído en la vida para darle fin de forma digna a una saga. ¿No odian que un libro sea excelente pero el final sea algo como para querer matar al autor?

Ahora... yo desde también hace varios años tenía conciencia de que Darren Shan tenía una segunda saga en ese entonces en proceso: Demonata. Actualmente ya es una saga terminada y que se compone de 10 libros.


Cuando supe de la existencia de esta saga los fans ya tenían traudcidos unos 5 capítulos del primer libro, pero me prometí a mi misma en ese entonces que no iba a tocar esa saga hasta que la terminaran de traducir TODA porque lo sabía, eso lo tenía 100% seguro, de que iniciará a leerla me iba a volver loca hasta poder terminarla.

Y amigos... estoy en un estado de ansiedad que no darían crédito.

El error fue que hace poco encontré en una página supuestamente los 10 libros traducidos y en formato pdf y epub, me dije "por fin!!!!" y me descargue todos SIN VERIFICARLOS y me puse a leer el primer libro... y el segundo (al siguiente día) y el tercero... y ahí todo me rompio el corazón en pedacitos.

El tercer libro si lo encuentran en algún lado en pdf/epub están bien traducidos solamente los primeros 3 capítulos, si, usted acaba de leer bien, SÓLO ESTAN BIEN TRADUCIDOS LOS PRIMEROS 3 CAPÍTULOS. Desde ahí, es básicamente como si hubieran metido el texto al traductor de google y copiado/pegado tal cual. El horror.

De la ansiedad ya hasta me volví a leer una segunda vez el primer libro y el segundo (¿lo notan?).

Como no puedo con eso, necesito saber qué rayos pasa con los personajes, estoy en un estado de entre el colapso nervioso y fanatismo momentáneo exagerado (¿nunca les ha pasado que se vuelven super fans de algo...como por un mes? jajaja) decidí que iba a buscar por todos lados esos libros. No podría ser posible que después de tantos años sólo estuvieran traducidos de forma decente sólo los primeros dos libros, ¿cierto? Y no tuve que ir muy lejos: http://demonata.foroactivo.com

Así fue como una parte de mi encontró la paz que necesitaba. Tiene traducido hasta el momento si mal no he revisado hasta el tercer capítulo del último libro... cosa que vuelve a levantar mi ámpula de ansiedad pero oigan, si yo no estoy ayudando a traducir tampoco me voy a poner en plan de reclamar. Lo que si es que espero que pronto tengan la oportunidad de poder terminar el último libro.

Ahora bien, los libros están traducidos en el foro... lo cual es poco eficiente para los que gustamos leerlos en nuestro dispositivo portátil (cualquiera que fuere) o en nuestros 5 minutos libres en la oficina. Eso de abrir foros en el trabajo como que no cuadra.

Aquí es donde por favor todos crucemos los dedos, que todo salga bien, saquen esos pompones de sus armários y échenme porras porque el mini-proyecto que estoy decidida a hacer es: Armar los pdf/epubs de toda la saga Demonata de Darren Shan.  

Por mi, y por los fans. Sí, me dije yo primero porque soy realista... la primera que necesita estos libros en un formato que los pueda leer cuando se me de la gana sin importar si tengo internet o no soy yo. Ydespués a los demás porque no creo ser la única en esa situación, así como tampoco creo ser la única que cayó en la trampa de ese blog que disque tiene los 10 libros completos (miren, ni les voy a poner el link, simplemente si encuentran un blog que disque tiene los libros completos en español NO LE CREAN).

En un futuro no muy lejano espero ir subiendo libro por libro en los dos formatos, además eso para mi funciona como bonita práctica profesional. Lo que si creo y no he podido dejar de sentir desde la primera vez que leí la saga de Darren Shan es que son libros demasiado infravalorados, y que es un verdadera lástima que una editorial en español no sea capaz de voltear a verlos o apostar por ellos. ¡Por favor!

Voy a ir tomando los libros del foro, voy a ir a avisar al foro lo que estoy haciendo porque al fin de cuentas el trabajo duro lo estan haciendo ellos al traducirlo, yo sólo le voy a dar un formato más práctico para todo el mundo... y en serio crucemos todos los dedos para que todo salga de perlas.

¿Alguna vez le han pedido una señal a la vida?

Al universo...
Al planeta...
A alá...
Al dios espaguetti gigante volador(?)...

Pues yo se la pedí, incluso estaba intentando convencerme de que mi plan B era toda una opción viable.

Pero me han regresado al plan A, con una señal del tamaño del mundo.



Varias cosas, varias partes, y como siempre yo no sé por dónde empezar o cómo tener un orden adecuado de pensamientos así que...

--------------------

Tengo ganas, hombre es que si pudiera iría y le postearía en su muro de FB a cierta persona "PERO SI TE LO PINCHES DIJE QUE YA NADA MÁS NO", PERO AHÍ TU FREGANDO LA MADRE CONQUE "Pero por esos buenos momentos y tantos años" Y LA MAMA-DA Y MEDIA!!!!!!!!

Resultado? MESES sin una cochina respuesta en guasap...

TE LO PINCHES DIJE!!!!

--------------------

¿No odían a veces tener razón?
Que bueno, de acuerdo a mi "nueva filosofía de vida" todos siempre de los siempre tenemos la razón, la nuestra, no la de los demás (muajajaja!)

Me referiré a escenas cinematográficas o literarias que encajarían muy bien con el punto a definir: como cuando vez la luz al final del túnel, ese "lo sabía!" que se te va tatuando desde tu cabeza hasta cubrir todo tu cuerpo, ese golpe de lleno con la realidad que ya te esperabas, ese guacatazo que has venido viendo desde la distancia desde meses y ahora está aquí, a 5mm de distancia tuya y a 2 segundos de golpear tu hermosa carita.

No sé que hacer.
Y sí sé que hacer.

Exacto, cuando tu en tu mente dices "es que debería de hacer esto/lo otro" pero te sales del viaje, ves tu realidad y entonces comienza tu "ok... no se dónde fregados empezar".

Cuando todo lo que tienes es un martillo a todo le quieres ver cara de clavo.

Es que esto es como para hablarlo con pelos y señales en otro lado mejor(?) porque además uno ya tiene una edad y ya no puedo hablar mal del camello. (chiste local)

Sólo sé que he tenido que planear casi milimétricamente por primera vez cómo es que podré sobrevivir como mujer adulta y responsable. Cómo es que decidí que no quiero que el quejarme se vuelva un vicio, o más que un vicio algo normal, algo parte de la rutina. Estar todo el día pensando que las cosas están del rabo pero seguir así, siendo parte de eso que detesto.

No lo es actualmente, pero si continúo "en ese camino de la vida" se volverá una realidad. Tal como esa luz al final del túnel que vi desde el primer par de semanas, tal como lo supe desde el principio. Puedo ver actualmente el futuro que me espera si continúo donde estoy actualmente, sin moverme, en zona de pseudo confort... y no, no me gusta NADA lo que vislumbro ahi.